El Culto Sabateo

“¿Cómo puede uno perseguir a mil, y dos poner a diez mil a pelear? a menos que… Dios los haya entregado en manos enemigas?” Deuteronomio 32:30

Convertíos al Islam, o morid.” Esta fue la elección que el Sultán turco dió a Sabbatai Zevi, el autoproclamado “Mesías” judío en 1666.

Con sólo pretender convertirse, Zevi recurrió a una práctica común. Pero Zevi no era un judío común. Él dirigió una herejía popular, basada en una cepa satánica del cabalismo. Los rabinos lo habían denunciado a él ya sus seguidores.

Después de su “conversión”, más de un millón de seguidores, que más tarde incluyeron a financieros como los Rothschild, imitaron su ejemplo. Pero no pretendían ser musulmanes o cristianos — Pretendían ser judíos también.

La comunista desertora Bella Dodd reveló que durante la década de 1930 el Partido Comunista tenía 1,100 miembros unidos al Sacerdocio Católico. Se convirtieron en Obispos, Cardenales y posiblemente también Papas.

Mediante la adopción de esta estrategia de camaleón, este culto satánico infiltrado y subvertido dentro de la mayoría de los gobiernos y las religiones, y estableció una tiranía invisible sin llamar mucho la atención. En palabras del talentoso investigador Clifford Shack:

“Cuarenta y un años después de la muerte de Shabbatai Zevi, en 1717, se infiltrarían en los gremios de la Masonería en Inglaterra y establecerían la Francmasonería… [El sucesor de Zevi] Jacob Frank Tendría un gran impacto en el núcleo interno de la masonería — conocida como los Illuminati, formada en 1776. La masonería se convertiría en la fuerza oculta detrás de eventos como las revoluciones [americanas, francesas y rusas], la creación de la ONU e Israel, ambas guerras mundiales (¡incluyendo el Holocausto!), y los asesinatos de los hermanos Kennedy que, junto con su padre, intentaron frustrar los esfuerzos de esta red en suelo americano.

Los Sabateos / Frankisats, también conocidos como el “Culto del ojo que todo lo ve” (miren en la parte posterior de su billete de un dólar para comenzar a entender su influencia en SU ​​vida), son camaleones políticos y religiosos. Están en todas partes… tienen poder. Son los buenos y los malos. La era de la Segunda Guerra Mundial es un buen ejemplo. Los siguientes líderes eran miembros del “Culto del ojo que todo lo ve” (Sabateos / Frankistas): Franklin D. Roosevelt; Winston Churchill; Adolfo Hitler; Eugenio Pacelli (Papa Pío XII); Francisco Franco; Benito Mussolini; Hirohito y Mao Tse-Tung“.

TRASCENDENCIA

Si el señor Shack tiene razón, historiadores, educadores y periodistas colaboran manteniendo una falsa realidad y distrayéndonos de la verdad. Nuestro mundo, nuestra percepción de la experiencia humana, son moldeados por una sociedad secreta oculta. Nuestra cultura es una elaborada operación psicológica.

Obviamente, los Sabateos y sus descendientes deben atraer nuestra atención. En cambio, están ocultos de la vista. Fueron decisivos en la llamada “ilustración”, “secularismo” y “modernismo”, que no son sino pequeños pasos hacia su satanismo.

Según el rabino Marvin Antelman, ellos creen que el pecado es santo y debe ser practicado por su propio bien. Puesto que el Mesías vendrá cuando las personas se vuelvan justas o totalmente corruptas, los Sabateanos optaron por el libertinaje: “Puesto que no todos podemos ser santos, seamos todos pecadores”.

Su bendición blasfema “que se permita lo prohibido” se convirtió más tarde en el Iluminista “hágase tu propia voluntad” la expresión de su sentimiento “religioso”. Totalmente amorales, creen que el “fin justifica los medios”. (“Para eliminar el opiáceo”, Vol. 2, página 87).

En 1756, Jacob Frank y sus seguidores fueron excomulgados por los rabinos. Antelman dice que los Sabateos estaban detrás de los movimientos reformistas, liberales y revolucionarios del siglo XIX. También estaban detrás de los movimientos reformistas y conservadores en el judaísmo, incluyendo la “Haskalah”, es decir, la asimilación judía. En otras palabras, los judíos han sido influenciados por los Sabateos y ni siquiera lo saben.

Esa es su táctica. No abogan por un reino satánico. Le guían suavemente de esa manera, cuestionando la existencia de Dios, exigiendo “liberación sexual”, “independencia” para las mujeres, “internacionalismo”, “diversidad” y “tolerancia religiosa”. Todos ellos tienen una agenda oculta: socavar “todas las fuerzas colectivas excepto las nuestras“.

EXCESO SEXUAL COMO RELIGIÓN

Se nos dice que “sexo libre” es “progresista y moderno”. De hecho, la secta de los Sabateos se ha entregado a compartir la esposa, las orgías sexuales, el adulterio y el incesto por más de 350 años. También promueven el sexo interracial. Intentan inducirnos en parte a su culto.

Antelman cita los procedimientos de un tribunal rabínico en el que Shmuel, hijo de Shlomo, confesó con lágrimas que había rechazado la Torá y había alentado a su esposa a tener relaciones sexuales varias veces con Hershel. “Soy culpable, ella no quería.” (111)

El abandono sexual es característico del comunismo, una consecuencia directa del Sabateísmo. Jacob Frank proxenetió a su hermosa esposa para reclutar hombres influyentes. Las mujeres miembros del Partido Comunista fueron utilizadas de la misma manera. Adam Weishaupt, el fundador de los Illuminati, embarazó a su cuñada.

Una anécdota pertinente: En su libro, “El otro lado del engaño“, el desertor del Mossad, Víctor Ostrovsky, describió cómo el Mossad se relajaba. En una fiesta, el personal, incluyendo muchas mujeres jóvenes solteras, se congregaban alrededor de una piscina, totalmente desnudos.

EL HOLOCAUSTO

La influencia de la conspiración Sabatea se oculta a simple vista. Por ejemplo, el término “Holocausto” se usa sin tener en cuenta su verdadero significado. Rabí Antelman afirma que mucho antes de la Segunda Guerra Mundial, el término “holocausto” significaba sacrificio. (P.199)

Cita a Bruno Bettleheim, quien dice que “llamar al más cruel, más brutal, más horrible, mas atroz asesinato masivo en una ‘ofrenda quemada’ es un sacrilegio, una profanación de Dios y el hombre”. (205)

¿A quién era el sacrificio? ¿Con qué propósito? Obviamente, tiene algo que ver con la práctica ocultista de los Sabateos. Cada vez que usamos esa palabra, involuntariamente nos unimos a su sacrilegio.

Según Antelman, los Sabateos odiaban a los judíos y buscaban su extinción. Cita a rabinos que advirtieron desde 1750 que si los judíos no detienen a los Sabateos, serían destruidos por ellos. (209)

De hecho, cuando algunos judíos trataron de salvar a los judíos europeos del genocidio, Antelman dice que “las comunidades conservadoras y reformistas [en los Estados Unidos] siguieron su alegre camino ignorando estas actividades.” Organizaciones del establishment como el American Jewish Congress, American Jewish Committee y B’Nai Brith no hicieron prácticamente nada.” (217)

LÍNEAS DE SANGRE

Los Sabateos sólo se casan dentro de su secta demoníaca. A menudo se casan con gentiles ricos e influyentes. La madre del Cuarto Barón Rothschild (Jacob) no era judía, ni lo era su esposa.

Otro ejemplo es el matrimonio de Karenna, hija de Al Gore, en 1997, con Andrew Schiff, bisnieto de Jacob Schiff. El padre de Gore era un senador patrocinado por Armand Hammer (Occidental Petroleum) cuyo propio padre fue el fundador del Partido Comunista Americano. Al igual que Hitler y Dubya, Al Gore es otro agente Illuminati.

CONCLUSIÓN

La humanidad está en manos de un vicioso culto satánico cuyo poder es tan grande, que pueden hacer que una guerra contra la humanidad parezca normal e inevitable. Incluso cuando su argumento es expuesto, pueden convencer a todos de que es racista y de mal gusto creerlo. Tienen a los hombres fijados en la pornografía mientras que erigen un estado policial.

La sociedad occidental está en bancarrota moral. Esta complicada red de culto controla la política, la información y la cultura. La mayoría de los líderes son marionetas o traidores. La “Intelligentsia” ha sido sobornada mientras que el público se distrae y vive en el paraíso del tonto.

Como la mayoría de las naciones y religiones, los judíos han sido subvertidos desde dentro. Los sionistas son los peones de los Sabatos, ya que usaron el “holocausto” para ingeniar la creación de Israel. Millones de judíos fueron “sacrificados” para crear una Patria Sabatea, una “ofrenda quemada” a Satanás.

Dios le dio la Vida al hombre: un Milagro lleno de Belleza y Significado inherente. Él nos dio todo lo que necesitamos para desarrollarnos de acuerdo con su Plan.

Pero las personas que piensan que el poder ilimitado y la riqueza son mejores que el amor infinito han secuestrado a la humanidad. Ellos quieren estropear nuestra Rendición Divina y esclavizarnos en su lugar. Este es el verdadero significado de nuestra política y nuestro tiempo.

Henry Makow

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s